“Estoy asustado y pensando en los peores escenarios, esto puede llegar a una amputación de la pierna”: Chris Weidman habla de su recuperación

weidman
Compartir

En el UFC 261, el ex campeón de peso medio Chris Weidman, se enfrentó a Uriah Hall en un choque en el que ‘The All-American’ esperaba salir con una victoria que lo pusiera un paso más cerca de otra oportunidad de título.

Sin embargo, en lugar de ello, se produjo una tragedia cuando a los 17 segundos del primer asalto Weidman lanzó una low kick que Hall defendió  y que acabó destrozando la espinilla. Algo que extrañamente recordó a la victoria del propio Weidman sobre Anderson Silva en su revancha.

Weidman fue llevado al hospital para ser operado de urgencia, después de la cirugía, el peleador de 36 años de edad ha estado de muy buen humor, actualizando a los fans en las redes sociales e incluso haciendo alguna que otra broma.

Recientemente Weidman dio otra actualización a los fans a través de Instagram:

Me imaginé que esto habría sido como otras cirugías que he tenido en el pasado, donde los primeros tres o cuatro días apestan y luego sólo mejora a partir de ahí, pero para ser honesto con ustedes… los primeros tres o cuatro días fueron probablemente los mejores que he tenido. Tal vez la anestesia estaba todavía en mí y la inflamación puede haber sido ayudada con algunos de los dolores porque – ¿cuántos días estoy fuera? ocho días o algo así, después de los tres o cuatro días, era muy doloroso. Estoy literalmente durmiendo todo el día

 

El dolor al levantarme para ir al baño es muy fuerte. Cuando tengo que ir al baño, necesito mucha fuerza de voluntad y preparación mental para levantarme, porque en cuanto empiezo a ponerme de pie con las muletas, la sangre empieza a acumularse junto a la espinilla y el pie, y es definitivamente brutal”.

 

Sin embargo, el ex campeón de peso medio dijo que el dolor no es la peor parte de la recuperación y continuó hablando de lo que está pasando. Reveló que, aunque el dolor es algo que le preocupa, podría significar algo realmente aterrador según sus médicos.

Estaba bastante asustado por este dolor porque estoy pensando en los peores escenarios. El peor de los casos es que el suministro de sangre no vuelva a mi huesolo que significaría una posible amputación. Eso me pasó con el pulgar después de pelear con Kelvin Gastelum. Me operaron de un ligamento que se rompió después de lanzarle un gancho de izquierda y luego, unas ocho semanas después de la cirugía, se dieron cuenta de que el suministro de sangre a ese hueso no estaba volviendo. Así que tuvieron que quitarme todo el hueso y ponerme el hueso de la cadera dentro porque el hueso se estaba deteriorando y muriendo. Así que si eso le ocurriera a mi espinilla, mi tibia o mi peroné, no sé qué pasaría. Amputación, prótesis de pierna, todo eso

 

Así que eso me asusta y estoy rezando y estoy seguro de que no va a ocurrir, pero es una posibilidad. Hablé con un médico al respecto y, de hecho, las tibias tienen los peores porcentajes de curación después de la cirugía. No es un mal porcentaje, es como un cinco por ciento, pero da miedo. La otra cosa es que tengo entumecimiento en la parte inferior de mi pie y algunos de mis dedos. Es un hormigueo, como si estuvieran dormidos, así que no tengo un control total o el nervio no está completamente de vuelta con eso. Así que eso también da un poco de miedo. He tenido 23 cirugías, esta es mi 24 y esto es completamente diferente en muchos aspectos a todo lo que he tratado. Me he operado del cuello y de la mano y de todas las partes del cuerpo que se te ocurran y esto ha sido bastante brutal”.

 

 

Déjanos tu Like y síguenos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Show Buttons
Hide Buttons
Facebook
Facebook
Instagram