fbpx

El chico bueno que se convirtió en el villano más odiado de la UFC: La historia de Colby Covington

Colby-Covington
Compartir

Colby Covington ha tenido uno de los cambios más extremos en personalidades de peleadores y esto se debe a la UFC no lo quería en sus filas.

Hoy en día es difícil pensar en ‘Caos’ Covington como un peleador amable, respetuoso y bondadoso con sus rivales. Aunque sea difícil de creer, ese fue el Colby que llegó a la UFC con sueños de triunfo, pero con los años se convertiría en uno de los peleadores más odiados y polémicos que tiene la compañía y las MMA en general.

Los inicios de Covington en los deportes de combate

Covington nació el 2 de febrero de 1998 en California, pero creció en Oregón, donde entrenó lucha y se destacó por su excelente nivel. Se mudó a Iowa para hacer su carrera de sociología , pero allí también logró sobresalir en lucha olímpica consiguiendo un récord de 34 combates ganados sin derrotas y llevándose el campeonato de lucha colegial. Además de destacarse en este deporte, el peleador fue amigo cercano de Jon Jones, que estudiaba en la misma universidad y quién también se destacaba por sus habilidades en el deporte. 

Jones y Covington fueron compañeros de cuarto en la Universidad comunitaria de Iowa

Al graduarse, Covington fue reclutado por el dueño del American Top Team, Dan Lambert, quién buscaba mejorar la lucha de sus peleadores. Al estar dentro de uno de los más grandes equipos de MMA del mundo, ‘Caos’ decide iniciar su carrera como peleador de artes marciales mixtas y consigue 5 victorias seguidas antes de entrar a la UFC. 

Te puede interesar:

VIDEO: El día que Jorge Masvidal venció en una pelea callejera al protegido de Kimbo Slice

 

Un joven talentoso con ganas de triunfar en la UFC

Aunque ya estaba dedicado a las MMA en su totalidad, en sus primeras pelas no lograba conseguir dinero suficiente para vivir del deporte, por lo que tuvo que vivir en el sofá de quien era su mejor amigo, y que años más tarde se convertiría en otra gran estrella del deporte, Jorge Masvidal. 

Ambos peleadores fueron compañeros durante años en la ATT y ahí forjaron una amistad basada en su crecimiento como atletas. Mientras Jorge le ayudaba con su boxeo a Covington, este le enseñaba lucha para que así ambos se complementaran. Sin embargo, años después esta amistad se rompería con el cambio de Colby.

Covington debutó en 2014 en la UFC con nocaut técnico ante Anying Wang, para luego vencer a Wagner Silva por sumisión y a Mike Pyle por decisión en tan solo 8 meses.  Aunque era un peleador joven que prometía mucho, sufrió su primera derrota en 2015 como profesional con Warley Alves. Sin embargo,el estadounidense se recuperaría rápidamente con 4 victorias al hilo hasta llegar a Demian Maia, a quién también venció como de costumbre, pero marcó un punto de partida en el villano de Covington.

La UFC creó uno de los peores monstruos mediáticos que han tenido las MMA

El 2017 marcaría un hito en la historia de Colby Covington y en su carrera como peleador con la UFC. A pesar de tener un gran récord en ese momento y ser un tipo prometedor en la división de peso welter, la compañía parecía no estar interesada en él, porque, según Covington, le habían comunicado que no era un atleta que generara interés para los fanáticos y que por eso lo iban a sacar de sus filas.

Ellos me dijeron que me iban a sacar porque no vendía y no tenía un estilo entretenido, eso era demasiado estúpido, me dijeron que me iban a cortar el contrato luego de la pelea con Demian Maia sin importar lo que pasara”. Dijo al periodista Ariel Helwani en The MMA Our,

Tras esto, Covington iniciaría su cambio de papel totalmente diferente al que venía haciendo. De pasar a ser un chico tímido, amigable y respetuosos con sus rivales y compañeros de gimnasio, se transformó en uno de los peleadores más odiados de toda la UFC tras vencer a Maia. Cuando finalizó el combate, ‘Chaos’ dio una de las entrevistas más polémicas y ofensivas que ha tenido la UFC.

Brasil es un basurero, todos ustedes apestan animales sucios. Tyron Woodley, voy por ti cabrón”.

Entre abucheos y silbidos, el peleador insultó a todo un país en su propia tierra, lo que causó el odio de los fanáticos presentes, quienes le lanzaron objetos al salir y hasta lo amenazaron de muerte en los días posteriores a la pelea.

Fue acá donde Covington comenzó su carrera como el peleador más odiado de la UFC y se ganó el repudio de muchos dentro del mundo de las MMA, llegando a tener problemas con peleadores brasileños como Amanda Nunes, Fabricio Verdum e incluso la compañía y sus directivos.

La política y el deporte fueron la mezcla más polémica de Colby

Tras haber firmado con la UFC un nuevo contrato e iniciar su campaña como ‘villano’, Covington dio otro polémico paso en su carrera y fue el de declarase fanático acérrimo de Donald Trump; quién había llegado a la presidencia con varios comentarios xenófobos, racistas y machistas, los cuales el peleador justificaba en muchos de sus actos.

Este, además de ser un acto de marketing por parte de ambos personajes, desató aún más odio por parte de muchos fanáticos, ya que lo convirtió en su insignia en todas sus conferencias de prensa, peleas y redes sociales.

Te puede interesar:

“No me rompiste la mandíbula, rompiste a tu padre. ¿Dónde está ese presidiario?”: Covington responde Usman

Por si fuera poco, la UFC cuadró la pelea entre el estadounidense y el brasileño Rafael Dos Anjos en junio de 2018. Aunque la empresa nunca ha querido dar tintes políticos a sus combates, este sin duda fue visto como “El redentor brasileño” vs “El americano racista”, debido a la promoción y a las acciones que Covington había hecho contra los brasileños. Desafortunadamente para los detectores del estadounidense, el cotejo se fue del lado de Colby, quién vapuleó a Dos Anjos en una decisión divida y ganó el cinturón interino de peso welter.

A pesar de haber ganado el combate, Colby tenía una rivalidad encarnada con Tyron Woodley, a quién siempre quiso arrebatar el título pero no logró enfrentarlo cuando era campeón, ya que la UFC le hizo una ‘mala jugada’ y puso a Darrent Till en el camino por el título y no a él. Esto rompió la relación del estadounidense con la UFC y White, llegando al punto en que insultara a Dana diciéndole “Gordo con busto” y a que lo enfrentara en un casino de Las Vegas, donde la seguridad no dejó que Colby se acercara.

Además, para colmar la paciencia del estadounidense, la UFC le dio otra oportunidad a Kamaru Usman, quién derrotó a Woodley y se convirtió en el monarca de los welter.

El papel de villano destruyó sus amistades en el gimnasio

Colby Covington y Dustin Poirier en la American Top Team

“Yo vine a hacer dinero, no amigos”. Era la frase de Covington cuando le preguntaban por sus compañeros de la ATT.

Mientras que el peleador superaba sus diferencias con la empresa, le ofrecieron a Robbie Lawler, un ex compañero de la American Top Team, del cual no dudó en empezar con sus ataques verbales a pesar de haber sido compañeros. ‘Ruthless’ nunca respondió a estos,  sin embargo, el 3 de diciembre de 2019, Covington ‘machacaría’ a Lawler en una pelea muy dispareja y comenzaría no solo a burlarse de Lawler, si no también de varios ex compañeros como Jorge Masvidal y Dustin Poirier.

“Yo no me vendo como el cabrón de Covington”. Dijo Poirier tras perder con Khabib Nurmagomedov

Cuando ‘The Diamond’ iba a pelear por el título con el ruso, Colby se burló de él e incitó a los fanáticos a apostar por el ruso en sus redes sociales si “realmente querían ganar dinero”, para luego llamarlo “llorón” tras haber perdido el combate. Esto generó que personalidades de la American Top Team como Joanna Jedrzejczyk, Jorge Masvidal y varios de sus entrenadores rompieran toda relación con el.

“Si vendes tu amistad por unos pesos, realmente nunca fuimos amigos de verdad. Si por unos dólares ensucias mi nombre, no somos nada”. Dijo ‘Gammebred’ en una entrevista con ESPN sobre comentarios de Colby.

El final siempre termina mal para los villanos

usman vs covington

Covington se convirtió ser uno de los personajes más polémicos y odiados en las MMA, pero logró su cometido, pelear por el título de las 185 libras contra Kamaru Usman. Su táctica ofensiva y provocadora fue la misma contra el nigeriano, atacarlo para sacarlo de sus cabales. Incluso, llegando a hacer comentarios con la muerte de uno de los entrenadores, Glen Robinson. “Le causaste un paro cardiaco a Glen de tanto huir de nuestra pelea”. Dijo el estadounidense en conferencia de prensa previa a su primer combate.

A pesar de todo esto, en uno de los combates más entretenidos y parejos que ha tenido la división, Kamaru Usman noqueó a Covington en el ultimo asalto de su combate, mandando al suelo toda la imagen y las habladurías del peleador. 

Hasta el día de hoy, Colby afirma que fue un paro injusto y ha mantenido la rivalidad viva con su archienemigo ‘Marty’. Luego de 3 defensas de título exitosas de Usman y una victoria dominante de Covington, ambos peleadores tendrán su revancha en el UFC 268 el 6 de noviembre en Las Vegas, donde definirán quien es el monarca de peso welter de la UFC. Si el nigeriano inmigrante o el ‘villano americano’.

 

Comentarios
Déjanos tu Like y síguenos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Show Buttons
Hide Buttons
Facebook
Facebook
Instagram